En Esta Semana 3: Mis Primeros Latidos Se Hacen Presente

Durante esta semana 3 creceré muy poco, pero mi cerebro y mi corazón cobraran vida.

En la semana 3 mi corazón distribuirá el alimento y el oxígeno que necesito para crecer. Mamí por si no sabias, las células musculares cardíacas comenzarán a contraerse y relajarse en cualquier momento, esto sucede porque estas preparándote para bombear el oxígeno que llenará de todo mi cuerpo, sin esto no podre desarrollarme adecuadamente, estas células se liberan los primeros días, hasta que el cerebro envíe señales de contracción y relajación, por ahora, mi corazón puede latir promedio 150 pulsaciones por minuto, pero solo podrás escuchar mis latidos hasta que este mas grandecito mediante una ecografía.

Estas células están programadas para controlar MIS latidos hasta que mi cerebro se haga cargo durante los próximos meses.

Por ahora, el líquido amniótico ya ha empezado a acumularse a mi alrededor. Lo que hace este cojincito es protegerme del mundo exterior de ruidos y movimientos bruscos, por el momento. A pesar de estar tan pequeñito estoy recibiendo el oxígeno y los nutrientes (y eliminando desechos) a través de un minúsculo sistema circulatorio.

Mamá, mientras este en tu pancita es posible que tu cuerpo tenga unos ligeros cambios como calambres. Aumento de las secreciones vaginales, también puedes experimentar sensación de desagrado frente a algunos olores.

Ahora más que nunca debes cambiar tus hábitos y alimentarme con:

  • Hierro: Durante el embarazo la cantidad de sangre que circula por tu cuerpo aumenta hasta llegar a casi un 50 por ciento más de lo normal, o sea que necesitas más hierro para fabricar más hemoglobina y nutrir mi crecimiento.

  • Calcio: Lácteos y sus derivados, queso, leche, yogurt, pescado, frutos secos, verduras. Me ayudarán a tener huesitos y dientecitos súper fuertes
  • Proteínas: Que son ideales para generar tejidos nuevos.

Ademas debes eliminar el consumo de algunas sustancias nocivas como , el tabaco, alcohol y cafeína, que podrían tener efectos negativos para mi desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *