En Esta Semana 24: Ando Con Mucho Sueño

Semana 24 ando con más sueño de lo normal

Mami, esta semana 24 si duermo alrededor de 20 horas es normal, no te preocupes; tampoco si no me muevo mucho; a decir verdad las últimas semanas me moví muchísimo, está ya no quiero tanto; me siento un poco cansado, pero me moveré bastante por ratitos para recordarte que estoy dentro de ti y que me gusta que me consientas; tengo forma de un melón, así de grandote imagínate; con casi 21 centímetros y peso alrededor de 530 gramos.

Ya reconozco tu voz y la de mi papi, cómo no hacerlo, me habla muy bonito y me siento muy amado; ya quiero verlo; te cuento que entre mis jornadas de descanso; aprendo a reconocer los olores; los ruidos y los sabores que están en tu exterior; ya que mis órganos sensoriales están maduros y me familiarizo para que cuando nos encontremos sea maravilloso y no llegue tan perdido.

Aún no veo la luz; pero ya ejercito mis ojos como reflejo de parpadeo, por eso los abro y los cierro.

Actualmente ya puedo chuparme el dedo, bostezar y dar volteretas cada vez mucho mejor. También quizá tu barriguita brinque un poco y es que de vez en cuando me da un poco de hipo, algo normal; realmente es un “entrenamiento” fisiológico que me permitirá estar preparado; cuando nazca.

Cada día tu piel se va estirando aún más

Por ello quizá empiecen a salirte las famosas estrías, sin embargo; antes de que aparezcan, mami es posible prevenirlas a través de una alimentación controlada ejercicio diario y algunas cremas; que te recomendará el médico. Mamita; lo más seguro es que en esta segunda visita al doctor te hagan un análisis de orina completo y de acuerdo a lo que diga tú ginecólogo; un análisis de sangre completo. Entre otros factores, estos procedimientos son importantes  mami , así se podrá descartar alguna enfermedad como anemia, hepatitis B y de comprobar tus anticuerpos. En esta semana 24 me podrás ver ya que es la segunda ecografía, donde tu ginecólogo habrá comprobado que todo mi crecimiento este normal.

Estoy feliz porque pronto me verás, quizá bostece o patalee dentro de ti, quiero que sientas mis movimientos, lo haré con cuidado para no lastimarte, pero quiero verte, estoy ansioso.

Artículos Relacionados