En Esta Semana 31 Las Contracciones Preparatorias

Tengo 1500 gramos de peso (1 kilo y 500 gramos) y mido 40 centímetros, mi piel ya está un poco más rosa y tu barriguita ya se está volviendo pequeña para mí. Mis ojos y oídos cada día están mejor desarrollados y mis pulmones están muy cerca de su madurez total y definitiva.

Ahora hay un nuevo síntoma o cambio que sentirás: Las contracciones preparatorias. Sentirás que tu abdomen tendrá una pequeña tensión durante unos segundos, en un principio no deberían generar dolor, pero si llega a presentarse un dolor intolerable, debes acudir al médico. Se realizan ecografías de control para revisar que todo esté en orden.

Sería muy bueno que acudieras a algún curso donde te enseñen lo que será el parto y que te ayuden a enfocar de manera positiva todas tus energías para que mi nacimiento sea una bonita experiencia física y psicológicamente.

Mamita, es importante que sepas que al tener la pancita tan grande, ahora tienes un episodio de incontinencia urinaria. No te preocupes, no hay nada malo en ti, es sólo que estamos muy pesados y esto se va a poner un poco más complejo a medida que pasen los meses hasta que nazca yo.

Es conveniente que evites relojes, anillos, manillas y cualquier tipo de accesorios, que pueden lastimar tus manitas, cortar tu circulación y causarte heridas.

Tu vagina siempre ha tenido hongos, pero regulados; el punto, es que ahora estas más sensible a que se incrementen y se altere el ph de tu zona vaginal, cosa que produce comezón, ardor y malestar. Evita los jabones y lavados especiales, eso solo incrementa el malestar.

¿Sabías que? el Vérnix Caseoso no solo sirve como protector de ruidos y estruendos, sino que también ayuda como lubricante en el momento del parto.

Mamita espero no despertarte con mis pataditas, es que mientras tu duermes yo juego, no me doy cuenta de lo grande que estoy y mis movimientos suelen golpearte. En realidad espero que sientas esto como pequeñas señales de lo saludable que estoy.