En Esta Semana 35: El Espacio Es Cada Vez Más Pequeño

A pesar de que el espacio está realmente reducido, tu pancita es tan cómoda.

Ya no floto, ni tampoco puedo saltar, para estirarme meto mis piecitos en tus costillas y sigo subiendo de peso. Es importante que todo el tiempo me sientas, si esto deja de pasar, acude urgentemente a tu médico.

Esta semana 35 ya estoy más que listo, para enfrentarme a la vida allá afuera. Estoy mucho más gordito, y definido que antes, tengo el aspecto que tendré al momento de nacer. Me estoy llenando de grasa para tolerar los cambios climáticos que se producen al salir de tu pancita , todos mis huesos terminaron de endurecerse.

A medida que nos acercamos al gran día, el cartílago blando de tu pelvis empieza a expandirse para que yo pueda pasar por el canal vaginal más fácilmente. Un doctor experto en maternidad recomendó que para evitar malestares en tu vagina y no causar ningún daño, se debe realizar un masaje perineal.

Es importante continuar con la regulación de las porciones de alimentación, 5 o 6 diarias y en pequeñas cantidades.

La dieta en este punto del embarazo debe ser con muchos carbohidratos, proteínas, grasas, cereales integrales y muchas fibras. Se deben evitar las grasas saturadas como las hamburguesas y comidas rápidas. Comer mucha fruta y beber 2 litros de agua diarios.

Ya es momento de parar con las actividades laborales y dedicarte a descansar para este gran suceso.

Artículos Relacionados