En Esta Semana 37: Tu Barriga Esta Grandísima

Semana 37 mi peso ya es de 2860 gramos y mido 48 centímetros, estoy muy grande, que emoción.

Estas semana 37 ya no me muevo tanto, puede que te duelan mis pataditas; pero es que aquí me hace falta espacio.

A estas alturas tu barriguita ya está grandisima; mis órganos están completamente desarrollados, pero aún sigo acumulando grasita que me ayudará a regular la temperatura y a mantener mis niveles de azúcar en buenas condiciones.

Desde esta semana el lanugo, la capita que cubría mi cuerpo, irá desapareciendo completamente; quedando sólo en los pliegues de brazos y piernas.

Así que, ya estoy más que listo y en posición cefálica; quiero decir, boca abajo, preparado para nacer; igual yo te avisaré cuando ya quiera salir de tu pancita.

Sentirás las primeras contracciones Braxton Hick que pueden ser seguidas y un poco molestas; perdón por causarte dolores pero me estoy encajando.

Es probable sientas presión sobre tu vejiga y las ganas de orinar aumenten; pronto me tendrás en tus brazos, así que tanto dolor valdrá la pena.

Además, sentirás que tus senos han aumentado más de volumen y que tus pezones y las areolas se han oscurecido, están más sensibles que nunca.

Es posible que también notes más flujo vaginal que antes, posiblemente acompañado de pequeñas manchitas de sangre, esto es normal pues se está sellando el útero para evitar amenazas de infecciones y bacterias.

Papi es muy importante que estés pendiente de mi mami, en estos momentos necesita todo tu apoyo, soporte y ayuda, está muy nerviosa, con miedo y muchas dudas. Pronto llegaré y todas esas emociones las estoy sintiendo yo también.

Sal a pasear con ella, debes animarla a hacer ejercicio, relajarse y tranquilizarse, mi llegada es un cambio para los dos y sé que ella es muy fuerte y debe guardar todas la fuerzas para mí.