Estoy Girándome Cada Vez Más

Semana 30 ¡Mi piel no es arrugadita como una uva pasa, mami!

En esta semana 30 te cuento que sigo estando pesadito y veo que lo sientes. Me gusta que te ayudes con el pantalón retenedor de pancita para que no sea tan difícil de cargar. No te preocupes por mi tamaño al nacer, no estaré tan grande como se ve tu pancita, aquí adentro estoy rodeado de líquido amniótico y la grasita de tu cuerpo. Recuerda comer frutas y verduras, me encantan.

Estoy girándome cada vez más dentro de tu barriguita e intento colocarme en la posición adecuada para poder nacer. Sin embargo, espero estarlo haciendo bien, yo lo intento, pero aquí adentro se vuelve más complejo, no tengo mucho donde moverme. De todas formas, hay que esperar un poco porque tu ginecólogo es quien te dirá qué pasos hay que seguir.

Para esta semana 30, peso más de un kilo y además mido cerca de 38 centímetros. Mi cuerpo y mi cabeza ya están equilibrados, con su tamaño adecuado, de acuerdo con el doctor. Aún no sé cuál es mi sexo, pero ya me enteré que toda la familia lo sabe y me esperan con muchísimo amor, los escucho a todos y estoy feliz.

Te confieso que tu pancita no está tan grandota solo por tu grasita, también es por la mía. Mi piel tiene nuevas capas de vérmix, ésta grasita mantiene mi temperatura corporal equilibrada y me siento abrigado. ¡Soy muy feliz!, así que no te preocupes, tus antojitos me encantan pero te excedas, ¿no queremos enfermarnos cierto?.

Al principio te contaba que ya no estoy como una uva pasa, todo arrugadito, es porque estoy en la etapa donde mis rasgos son más marcados, ya me puedes ver bien y mi piel es toda tersa. La tuya también, tus hormonas han ayudado a que tu piel esté más bella cada día; y lo siento porque me gusta cuando te consientes y te ves más hermosa. ¡Me encanta cuando nos alagan!, porque no es a ti sola, nos alagan a los dos.

Me gustaría que practicáramos yoga o gimnasia, esto te permitirá estar más relajada. Además de mantener tu estado de ánimo en el mejor punto, ayudará a que tus músculos estén estimulados ya que como lo has notado tu cuerpo empieza a soportar más peso que de costumbre.

¡Cada vez estamos más cerca de conocernos!, por eso es muy bueno que conozcas lo que puedes esperar y cómo poder enfrentar las contracciones y los dolores de parto.