Mi Cuerpo Está Casi Completo

¡Ahora sé lo que es la vida de cabeza!

Hola mami, ya estando en este último trimestre, debes saber que mi desarrollo está casi completo. Ya estoy en posición para salir, y una que otra vez tendré que saludarte directamente a las costillas. Peso 1.250 gramos (1 kilo y 250 gramos) y soy pesado como una sandía; cada vez me muevo más y lo sientes. Mis oídos ya escuchan con claridad tu voz y te reconozco, distingo sabores que recojo de mi líquido amniótico, y mi cerebro está en un grado de madurez que me permite regular mi temperatura corporal.

Mi meta, por lo que resta de tiempo dentro de tu pancita, es crecer y engordar, para que mi cuerpo esté totalmente completo. No más, a eso me dedicaré.

Lo que no me gusta contarte es que tu cuerpo está oficialmente inundado; tienes muchos líquidos que están dispuestos a ser retenidos. Es por eso que tienes esas ganas de orinar, tan frecuentes. El dormir va a ser un poco complejo. Sé que el peso de la barriguita te hace doler las piernas y la espalda; te propongo que al dormir pongas una almohada entre tus piernas para aliviar el peso.

Mami, es importante que mi papito humécte dos veces al día toda tu piel, en especial la de la pancita porque adoro sentir como nos consiente; además cada día se irá estirando más y más tu piel, entonces al hidratarla evitamos que se lastime. Aplica vaselina, aceites o cremas especiales para mamá.

Y nuestro proceso sigue…

Tus senos están listos para amamantarme, pero mientras yo nazco, saldrá un líquido llamado calostro, que es una especie de leche que limpia tus senos. Puedes utilizar pomitos protectores para evitar algún momento incomodo a causa de éste fluido. Ya han pensado mi nombre, ya saben el sexo que voy a tener, y ahora saben que mi llegada está pronta.

Sería interesante que hicieran una lista con todas las cosas que necesito para mi llegada, y que aprendieras sobre cosas que usaré a diario, como los pañales: sus marcas, los beneficios, las características de cada uno, cada cuántos kilos voy subiendo de etapa y así irte preparando para mis primeros meses de vida.

Artículos Relacionados