En Esta Semana 5: El Líquido Amniótico Me Protege

Líquido amniótico en esta semana será el protagonista.

En el líquido amniótico puedo flotar y moverme libremente , ¿sabes por qué mami? porque este fluido esta compuesto de proteínas, carbohidratos, lípidos , fosfolípidos, urea y electrolitos, que se encargarán de nutrirme durante los siguientes meses.

¡Puedes creerlo!… ya mido casi 2 mm y mis células se dividen sin descanso.

También se desarrollará el tapón mucoso que sella el útero con el fin de brindarme protección contra las infecciones. Generalmente este tapón se pierde con la dilatación en el trabajo de parto.

Estoy tan pequeño como las semilla de manzana, solo podrás verme con un microscopio.

Tu cuerpo seguirá teniendo algunos cambios, ¡así que no te alarmes!.

Esta semana continuarás sintiendo hinchazón en tus senos y a veces un poquito de dolor; esto pasa porque irán aumentando la producción de estrógenos y progesterona, hormonas que se encargan del flujo de sangre de tus senos y que se están preparando para que yo me alimente durante mis primeros meses.

La placenta es mi lugar favorito; aquí estoy rodeado del líquido amniótico, que se encarga de protegerme, lo mejor de todo me mantiene calientito; en esta fase crece también mi tubo neural, que me ayudará a formar mi columna vertebral y de hecho evitará defectos congénitos como la espina bífida.

Esto quiere decir que la espina no se cierra del todo; sabes una cosa mis orejitas toman forma y mi cabeza esta más grande, te cuento algo ya tengo la mayoría de mis órganos y sistemas internos, claro aún me falta mucho por crecer, pero es emocionante todo estos cambios que estoy teniendo.

Mami ten presente que debes llevar una dieta equilibrada rica en verduras, frutas y cereales; importante que comiences a tomar ácido fólico este me ayudará a reducir riesgos en mi cerebro y que llegue a tus brazos antes de tiempo.

Algo muy importante el calcio será vital para los dos ; a ti te puede ayudar evitar a que te enfermes de hipertensión y preeclampsia; y a mi me ayudará a crecer sano y fuerte.

Para ampliar este tema, también puedes ver: Preeclampsia: causas y prevención

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *