Técnicas Correctas De Lactancia Materna

El inicio de la lactancia materna es fundamental

La probabilidad de que una mujer continúe la lactancia más allá del primer mes se relaciona con la iniciación de la lactancia materna inmediatamente después del parto. Leer Más

Los niveles de oxitocina a los 15 minutos, 30 minutos y 45 minutos después del parto están significativamente elevados, coincidiendo con la expulsión de la placenta.

 
36Existe una relación entre la vinculación materna y los niveles de oxitocina. Por lo tanto, parece apropiado alentar a la madre a tener contacto con su bebé en el momento en que la succión se combina con altos niveles de oxitocina y una mejor bajada de la leche. Leer Más.

Además, el bebé está alerta poco después del parto y no ha entrado en el período de sueño profundo, que sobreviene aproximadamente 6-12 horas después del nacimiento.

Fases del bebé cuando está en contacto piel a piel con la madre.

shutterstock_364036172

  • Llanto inmediato – cuando se pone en contacto con la piel
  • Seguido de un corto período de relajación – sin movimientos corporales
  • Despertar
  • Incremento progresivo de la actividad, tales como mirar la areola/pezón, emitiendo sonidos específicos y haciendo movimientos mano-pecho-boca
  • Rotación – movimientos para encontrar la areola
  • Descanso
  • Familiarización – cuando alcanza la areola. Empieza a lamer y tocar la areola con los labios y luego de 15 minutos e incluso hasta 45 minutos inicia a succionar
  • Succión
  • Sueño, resultando en una pronta y óptima de autorregulación.

El bebé tarda de 45 a 50 minutos en interesarse por la cara de la mamá en vez del seno, posiblemente por la atención dada a la voz de ella, la cual reconoce desde el útero, lo que le permite asociar la voz conocida con la cara de su mamá. Durante este proceso, el bebé coordina los movimientos de su cuerpo con los sentidos de la vista, oído, olfato y gusto.

38Si la madre recibió analgésicos narcóticos como anestesia epidural durante el parto, el bebé puede estar somnoliento y menos capaz de succionar. Leer Más
que es el trabajo de partoEl uso de técnicas de relajación durante el trabajo de parto, permite que el bebé se le entregue a la mamá en un estado más despierto. Leer Más

Una sesión de la lactancia materna temprana, por lo general, ayuda a infundir confianza en la madre. De igual modo, los problemas pueden ser identificados con prontitud, para así ofrecerle asistencia a la mamá con el fin de facilitar el proceso de lactancia.

¡El entorno de la lactancia es importante!

La madre y el niño deben estar en un ambiente relajado y de apoyo durante la lactancia. Las interrupciones constantes y una avalancha de visitantes pueden alterar el inicio de la experiencia de la lactancia. La asistencia y el apoyo del padre están fuertemente asociados con el éxito de la lactancia materna.

El padre es un factor clave en la iniciación de la lactancia materna. A menudo, el padre puede ayudar a la madre con la posición del bebé, especialmente si se está recuperando de un parto por cesárea. Por lo tanto, la aprobación del padre y la participación en el proceso de la lactancia materna ayuda a crear un entorno propicio. Los abuelos que apoyan la lactancia materna también facilitan el proceso. Sin embargo, si no apoyan la lactancia materna, su actitud puede afectar negativamente a la madre que amamanta. Por lo tanto, la madre que está amamantando debe estar rodeada de un equipo de cuidado conformado de los profesionales sanitarios y miembros de la familia.

La posición del bebé

La posición del bebé es uno de los componentes fundamentales para una lactancia exitosa. Si no hay contraindicaciones maternas o neonatales (por ejemplo, madre fuertemente medicada, dificultades respiratorias, nacimiento prematuro) la madre debe ser ayudada a acomodarse en una posición confortable. Esta posición puede ser acostada de lado en la cama o sentada en una silla.

La posición más común consiste en acunar al bebé junto al pecho con el que vaya alimentarlo, con su cabeza apoyada en el brazo de la madre. El bebé debe colocarse con su estómago contra la parte superior del abdomen de la madre, en el mismo plano. Este contacto ayuda al niño a mantener una temperatura corporal normal.

Otra posición para cargarlo es la posición de fútbol, en el que se acuna al bebé en brazos de la madre con su cabeza en la mano de la madre y los pies orientados hacia el codo de la madre.

Las madres que se recuperan de un parto por cesárea pueden preferir esta posición, ya que hay menos presión sobre su abdomen. La madre presenta su pecho al bebé, y el proceso de amamantamiento inicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *