Vitaminas Prenatales

Sin duda, un embarazo planeado trae ventajas. Una de ellas: preparar al organismo para nueve meses de gestación. En ese proceso, las vitaminas prenatales se pueden tomar desde antes, durante y después del parto.

Su función es complementar la alimentación, mas no reemplazarla. Las píldoras tienen contenido de ácido fólico, hierro, calcio y zinc, que pueden ayudar a la formación del bebé.

127

Estas vitaminas se pueden encontrar por separado (ácido fólico, hierro) o varios de estos valores mezclados en una sola. Ácido fólico es indispensable para prevenir malformaciones en el feto. Por eso, recomienda consumirlo mientras se prepara para quedar en gestación y hasta la octava o décima semana de embarazo.

Recomendaciones

Para evitar la aparición de anemia, el consumo de hierro es básico, aunque muchas mujeres sientan náuseas o sufran estreñimiento. Por eso, resulta indispensable incluir en la dieta alimentos ricos en fibra como frutas frescas, vegetales, panes y cereales integrales, preferiblemente.